jueves, 30 de junio de 2011

El puente de Morillo de la Liena (1)



Un gran puente

El 24 de Octubre de 1891, se publicaba en "El Diario de Huesca" el anuncio hecho anteriormente por la Dirección general de Obras Públicas de Huesca en el Boletín de la provincia, de la subasta de las obras de los puentes de Murillo de Liena y de Campo sobre el Rialvo (Rialbo). Lo que nos llama la atención en este caso, es que se dé un precio de salida para ámbas obras conjuntamente. Textualmente, el anuncio decía así:
- "Otro (anuncio de subasta) de la que también se celebrará el mismo día 5 de Diciembre, para contratar las obras de construcción de los puentes sobres los barrancos de Murillo y Rialvo, en la sección de Graus a Campo, carretera de Barbastro a la frontera. Su presupuesto de contrata, 268.346 pesetas 55 céntimos".
Los trabajos no tardaron en comenzar, aunque no con muy buen rítmo, pues con fecha 26 de febrero de 1894, tres años después, se publicó un artículo en "El Diario de Huesca" informando de los retrasos que se estaban dando en la construcción del puente de Murillo de Liena. Gracias a este artículo podemos conocer los datos técnicos y las circunstancias socioeconómicas de aqulla época.
"Insensiblemente, casi sin que se hayan advertido las importantes comarcas directamente interesadas en la terminación de las obras, se están llevando a cabo los trabajos para la construcción de un gran puente metálico en el pueblo de Murillo de Liena, en la carretera que ha de unir definitivamente las poblaciones de Graus y Campo, y que en su día se ha de prolongar hasta la populosa villa de Benasque.El país vería con sumo gusto que tales obras, ejecutadas a conciencia y a toda ley, fuesen adquiriendo rápido desarrollo hasta su terminación, para entrar pronto en la vida normal, facilitando en grande las comunicaciones, en una tierra de suyo muy necesitada de ello, tanto por el paso continuado de viajeros que vienen y van a los valles de San Pedro, Benasque y Las Paules, y que pasan a Francia, como por las ventajas que resultan para el cómodo trasporte de mercancías y ganados, que son la principal riqueza del país.



Las noticias exactas que nosotros tenemos nos permiten creer que la empresa encargada de las obras ha cumplido muy bien hasta el presente con su cometido y que se halla animada de los mejores deseos, a pesar de las naturales dificultades que se han ido ofreciendo y de la parsimonia que suelen tener todos estos grandes asuntos. Y se comprende muy bien, pues que bien mirado, el puente de hierro que se levanta en Murillo de Liena cuenta seis tramos metálicos que cada uno de ellos tiene 25,10 metros de longitud, con un total de 100 metros de largo, por cuyo motivo no dudamos en afirmar que resultará la obra de su clase más importante y más grande de todas las que hasta la fecha existen en la provincia. Lo construye la renombrada casa de Barcelona "Augusto Juan Torras y Guardiola", siendo encargado de la dirección de las obras el reputado ingeniero D. Ulderico Torras. El proyecto es debido a la competencia probadísima del distinguido ingeniero de caminos, nuestro ilustrado paisano D. Joaquín Pano y Ruata, tan ventajosamente conocido en esta provincia por haber ejecutado con éxito brillante muchos otros, los más importantes en su género que hoy cuenta el alto Aragón.
De desear es que se terminen pronto tales obras; son por cada día de absoluta necesidad, porque durante el año hay muchos días en que no se puede transitar por aquel punto; y ya que tenemos la pluma en la mano para tratar de este asunto, nos permitimos dirigir un ruego a los que pueden activar la terminación de tal puente, en el sentido de que interpongan su valiosa influencia, siquiera sea en gracia del país, que se halla verdaderamente necesitado de ello.
No será esta la última vez que nos ocupemos de tan importantísimo proyecto, porque afecta a comarcas extensas; que hasta la fecha no han podido utilizar con fruto el sistema carretero, que tantas ventajas lleva en pos de sí para las facilidades del comercio, de la industria y del tránsito.




El Sr. Joaquín Pano Ruata, nacido en Monzón, (1849-1919), fue ingeniero de Caminos, Canales y Puertos. Becado por el Gobierno para estudiar en Alemania las construcciones metálicas, modernizó las técnicas de construcción de grandes puentes y destacó especialmente en los de estructura metálica. Podemos citar entre sus obras, tanto de fábrica como de estructura metálica, entre los que destacan los parabólicos, los puentes de Monzón, Fraga, Ontiñena, Sariñena, Graus y el de Murillo. También hizo el Puente del Rialvo, en Campo. Ocupó el cargo de Director General de Obras Públicas en la provincia de Huesca desde 1874 hasta 1892, fecha en la que pidió la baja temporal por problemas de salud.
El Sr. Juan Torras Guardiola (1822-1910), llamado el Eiffel catalán, fue arquitecto e industrial del hierro. Nació en S. Andrés del Palomar, al lado de Barcelona. Fue profesor de la Escuela de Maestros de Obras hasta su extinción en 1869 y luego en la de Escuela Provincial de Arquitectura de Barcelona, donde pasó a ocupar la cátedra de Mecánica y Estabilidad desde 1872 a 1897, fecha en la que se jubiló. Además de sus propias obras (mercados de trama metálica de Lérida y Tortosa, parroquia de San Paciano en San Andrés del Palomar, etc.) calculó muchos proyectos para otros arquitectos (para José Amargós Samaranch la estructura metálica de la torre de aguas de Dos Rius, en la cumbre del Tibidabo; para Elías Rogent el entramado metálico del Seminario de Barcelona; en colaboración con Augusto Font Carreras consolidó las bóvedas del Pilar de Zaragoza). Su obra más famosa fue el andamiaje levantado para el monumento a Colón, proyecto de Cayetano Buigas Monra inaugurado en 1888.
 
(Fuentes: Hemeroteca "Diario del Altoragón" y Ernesto Baringo). Foto del puente, con detalle estructura: Ernesto Baringo).

No hay comentarios:

Publicar un comentario