jueves, 21 de marzo de 2019

Mur, de Mur


Mur, de Mur 
  
Aunque en algunos lugares y épocas las familias con el apellido Mur o de Mur utilizan uno u otro  con mucha precisión, en otras ocasiones, en una misma rama familiar se pueden encontrar indistintamente las dos acepciones, por eso nos parece más oportuno no separarlos. Mucha es la información que tenemos sobre los "de Mur" y Mur de Saravillo, Serveto, Sin, Chía, etc. pero en este espacio vamos a tratar solamente de aquellos localizados en Llert, Belvedé y Campo En otra ocasión daremos más datos genealógicos que tenemos de otros Mur de Espluga, con ramificaciones en Campo.

CAMPO, BELVEDÉ.-
Llert (Huesca)
De Llert era Marco Antonio de Mur, casado con Teresa Castel. Cuando un hijo de este matrimonio, Jayme de Mur Castel se casó en Bacamorta, el 29 de agosto de 1752, con Isabel Pera Laencuentra, se dice que el novio era viudo, natural de Llert pero residente en Aguascaldas. 
Del matrimonio de Jayme e Isabel nació Melchor de Mur Pera, el 7 de enero de 1758. Fueron sus padrinos José Cereza, de Biescras, y Joaquina Pera, de Aguascaldas. Se casó en Campo, el 8 de noviembre de 1791 con Josefa Abad Larramona, actuando como testigos José Mur y José Vidaller. Melchor, falleció en Campo el 15 de septiembre de 1884. Fueron hijos suyos: 
1°).- Josefa de Mur d’Abad, que se casó el 14 de junio de 1813, en Campo, con Antonio Sierra Río. 
2°).- Antonia de Mur d’Abad, nacida en 1808, fueron sus padrinos Ramón Pujol y Vicente d’Abad. Se casó con Joaquín Sillés Asín el 12 de noviembre de 1828. Joaquín era alpargatero. 
3°).- María de Mur d'Abad, nació y fue bautizada en Campo el 20 de enero de 1812 y fueron sus padrinos Pablo Salinas y Teresa Sierra. Se casó el 8 de mayo de 1837 con Juan Fuster Mur, actuando como testigos de la boda José Costa y Juan Aventín. María murió el 11 de julio de 1886 a consecuencia de una gastritis. 
Descendientes de estas dos hermanas solicitaron en 1891 una Dispensa para poder contraer matrimonio. 
4°).- Melchor de Mur Abad, nacería alrededor de 1810 porque en el registro de defunción, que data del 31 de agosto de 1898, se dice que tenía unos 80 años. Falleció en Belvedé. 
5°).- José de Mur Abad se casó con Teresa Peyred Ballarín el 18 de septiembre de 1823. También fué un mes de septiembre, el 15 de septiembre de 1855, cuando falleció, en Campo, a causa del cólera que azotó toda la comarca. Un hijo suyo, Antonio de Mur Peyred se casó con Josefa Ricarte Ferraz. 
6°).- Antonio de Mur Abad, nacido el 7 de octubre de 1804,  btuvo una Dispensa el año 1829 para casarse con María Teresa Canales Castán, viuda de Joaquín Costa Laencuentra. Este matrimonio debió instalarse para vivir en Belvedé, porque un hijo suyo, Antonio Mur Canales se casó en Campo con Victorina Ariño Cereza, el 27 de abril de 1853 y los hijos de esta pareja nacieron en Belvedé. Conocemos a:
   6.1.- Antonio Mur Ariño, nacido en Belvedé el 4 de febrero de 1856, se casó en la iglesia de San Andrés de Foradada el 10 de noviembre de 1884, con María Laencuentra Solanilla. Una hija suya, María Mur Laencuentra, solicitó una Dispensa en 1912 para casarse con José Laencuentra Mur.             6.2.- Generosa Mur Ariño nació el 20 de marzo de 1854 y se casó el 11 de noviembre de 1885 con José Laencuentra Solanilla. Esto fue un matrimonio ‘a cambios’.      
   6.3.- José Mur Ariño contrajo matrimonio con Joaquina Abad Costa el 16 de noviembre de 1859, y fueron los padres de Manuel Mur Abad, que pidió una Dispensa en 1920 para casarse con Marcelina Mur Mur (prima suya).  
   6.4.-  Victoria Mur Ariño se casó con José Mur Cereza.   
ESPLUGA
En Espluga, Simón de Mur Torrente, hijo de Francisco y Francisca, se casó el 19 de noviembre de 1718 con Martina Ballarín Saún. Dos de sus hijos fueron: 
1°).- Pedro Ludovico de Mur Ballarín, nacido en Espluga el 17 de agosto de 1719 (fueron sus padrinos Pedro Antonio Ballarín e Isabel Tolo) y casado en Benasque con Francisca Sesé Prior, el 28 de marzo de 1740. De esta unión nació: 
   1.1.- Francisco Joaquín de Mur Sesé, el 15 de diciembre de 1742 (sus padrinos fueron Mateo de Mur y Ursula de Mur, habitantes de Foradada). Se casó Francisco Joaquín con María Ribera de Mur, en el Run, el 20 de noviembre de 1769. Y tres de sus hijos fueron: 
     1.1a: Antonio de Mur Ribera, bautizado en la iglesia de Santa Leocadia el 9 de diciembre de 1772. Se casó en la iglesia de Santa Eulalia de Fiscal con Rosa Fondevila Francés y tuvieron, entre otros hijos, a Ramón (que contrajo matrimonio en Chía, el 6 de julio de 1818 con Teresa Mallo Gairín) y a Tomasa de Mur Fondevila (bautizada en Espluga el 9 de diciembre de 1804, que se casó con José Solana Gasquet el 25 de mayo de 1831).   
     1.1b.- Cipriana Cornelia de Mur Ribera, nacida el 16 de septiembre de 1774 (fueron sus padrinos Tomás de Mur y Francisca Aventín) se casó el 18 de mayo de 1801 con Joaquín Pallaruelo Mur, que era de Barbaruens.      
    1.1c.- Francisco de Mur Ribera se casó en Campo con Josefa Canales Rubiella (viuda de Francisco Ariño) que era la heredera de ‘casa Rubiella’.   
***   
Tenemos otra secuencia del apellido Mur en Campo, pero no tenemos dato suficientes para unirla a las anteriores. Se trata de: 
Juan Mur Solana, hijo de Juan y Raymunda, casado en Campo el 4 de julio de 1836 con Joaquina Ferraz Castillón (hija de José y de Bárbara). Fueron los padres de: 
1°) Juan Mur Ferraz, nacido el 13-7-1840 y casado en Campo el 1-2-1868 con Asunción Peiret Mur (hija de José y María). Ellos fueron los padres de: 
  1.1: Juan Mur Peiret, nacido el 3-8-1870 y casado con Apolonia Barrabés, padres de María de la Concepción Mur Barrabés, que obtuvo una Dispensa en 1919 para casarse con José Mur Galindo. 
2°) Joaquín Mur Ferraz, nacido el 30-12-1857, casado en Campo el 12-6-1883 con Josefa Galindo Costa, y padres de José Mur Galindo, que en 1919 obtuvo una Dispensa para casarse, como hemos visto en el párrafo anterior, con su prima María de la Concepción Mur Barrabés.   
***       
En el Censo Electoral de 1900 en Campo había los siguientes electores con el apellido Mur:   
Antonio Mur Ariño de 47 años, vivía en Belbeder, n° 6 y era labrador. 
Pedro Mur Ariño, de 38 años, vivía en la c/ Prior, n° 31, labrador 
José Mur Cereza, de 36 años, vivía c/ Nueva, n° 14, jornalero 
Joaquín Mur Ferraz de 42 años, c/ Prior, n° 5, labrador 
Juan Mur Ferraz, de 56 años, c/ Nueva, n° 5, labrador 
Antonio Mur Gasquet, 40 años, Belbeder, n° 7, labrador 
José Mur Guillén, 68 años, c/ Nueva, n° 8, jornalero 
Antonio Mur Peiret, 66 años, Plaza Mayor, n° 4, labrador 
Juan Mur Peiret, 29 años, c/ Nueva, n° 4, labrador 
Francisco Mur Solana, 59 años, c/ Nueva, n° 8, jornalero 
Francisco Mur Subías, 41 años, c/ Nueva, n° 9, cucharero 



domingo, 17 de marzo de 2019

GUILLEN

Guillén


Hemos encontrado ubicado este apellido especialmente en Barbaruens, Señes, Serbeto y Seira, de donde procede la familia que lo llevó a Campo. Estos son algunos de los datos que podemos ofreceros.
Seira, foto de Mari Carmen Catrera
 Barbaruens y Seira: 
Pensamos que el apellido Guillén llegó a Barbaruens a principios del siglo XVII desde Señes (Valle de Gistaín), de donde era natural Miguel Guillén. Miguel se casó con Gerónima de Rins, que vivía en Barbaruens y que era la viuda de un miembro de la familia Pallaruelo, aunque no conocemos el nombre del fallecido. Fruto del primer matrimonio de Gerónima, habían nacido dos hijas, Isabel y Manuela Pallaruelo de Rins. De la unión de Gerónima y su segundo marido, Miguel Guillén, también nacieron dos niñas: Juana y María Guillén de Rins.
A Isabel Pallaruelo de Rins (hija de Gerónima de Rins y de su primer marido) la nombraron heredera de la hacienda familiar y la casaron el 24-11-1625 con Pedro Guillén, un sobrino de Miguel Guillén (que, como hemos mencionado anteriormente, fué el segundo marido de Gerónima de Rins y era hermano de Pedro y Juan Guillén, infanzones de Señes... Este último, Juan Guillén, es el que se había quedado como heredero de la casa paterna).
Ya en el siglo XVIII, tenemos datos de Antonio Guillén, de Seira, que casó con Margarita Vilas. Ellos fueron los padres de: 
 1°).- Pedro Guillén Vilas, que contrajo matrimonio en Seira con Joaquina Palacín Coscojuela, el 22 de noviembre de 1788. De su matrimonio nacieron:
    1.1.- Raymunda Guillén Palacín, bautizada en San Pedro de Tabernas el 1 de abril de 1794. Se casó el 21 de marzo de 1817 con Francisco Manuel Campo Sallén, que también era de Seira.
   1.2.- Marcelino Guillén Palacín nacido el 26 de abril de 1797.
   1.3.- Francisco Guillén Palacín nacido en Seira el 26 de abril de 1797, fue el hermano gemelo de Marcelino. Francisco se casó en Barbaruens, el 29 de noviembre de 1821, con Teresa Pallaruelo de Mur. Hijos suyos fueron:
    1.3a: José Guillén Pallaruelo, nacido el 1 de noviembre de 1822, que casó con María Alins.
     1.3b: Francisco Marcelino Guillén Pallaruelo, bautizado el 14 de noviembre de 1828. Contrajo matrimonio con Josefa Ceresa y fueron los padres de José Guillén Ceresa, que pidió una Dispensa en 1896 para casarse con Ramona Ballarín Buil. 
   1.3c: Antonio Guillén Pallaruelo, nacido probablemente en 1833 (en el censo de 1890 se le atribuyen 57 años). Contrajo matrimonio con Sebastiana Limiana y tuvieron un hijo llamado Antonio Guillén Limiana que obtuvo una Dispensa en 1887 para casarse, en Campo, con María Pallaruelo Campo (hija de José y de María).
   1.3d: Joaquina Guillén Pallaruelo, nacida en Seira el 3 de febrero de 1839, contrajo matrimonio el 30 de abril de 1874 con José Rufat Coronas (hijo de Juan y María), que era de Abi.  

2°).- Domingo Guillén Vilas, se casó con Lucía Ballarín Garcés en San Pedro de Tabernas, el 5 de octubre de 1778. De su unión nació: 
   2.1.- Antonio Pablo Guillén Ballarín, bautizado el 11 de diciembre de 1781, contrajo matrimonio con Martina Lacorte Sanmartín, de Abi. Fueron los padres de Teresa Guillén Lacorte, nacida el 11-12-1781, que se casó el 7 de abril de 1852 con José Ballarín Buil, que también era de Abi. 

3°).- María Guillén Vilas casó con Inocencio Bruned Andreu 
*
Barbaruens desde Abi

En un listado de Fincas Rústicas del 20 de marzo de 1865 aparecen mencionados los siguientes Guillén en Barbaruens: Manuel Guillén, José Guillén Pallaruelo y José Guillén. Sin embargo, no hay ninguno ni en Abi ni en Seira.
*
En el Listado de Fincas Urbanas del distrito municipal de Seira del año 1878, se encuentran:
- Antonio Guillén Pallaruelo, casa en la calle Mayor
- José Guillén Lecina, casa en la calle Mayor
- José Guillén Pallaruelo, casa en la calle Mayor
- Manuel Guillén Auset, casa en la calle Mayor
- Ramón Guillén Lecina, casa en calle de la Iglesia.
*
En el Censo Electoral de Seira de 1900 se mencionan los siguientes Guillén: 
- José Guillén Ceresa, 56 años, domiciliado en Seira, n° 10
- Manuel Guillén Campo,  47 años, viviendo en Barbaruens, n° 5
- Antonio Guillén Laminiana, 38 años, Seira, n° 2
- Ramón Guillén Lecina, 70 años, Barbaruens, n° 10
- Juan Guillén Palacios, 42 años, Barbaruens, n° 19
- Vicente Guillén Palacios, 59 años, Barbaruens, n° 7
- Antonio Guillén Pallaruelo, 67 años, Seira, n° 4
- Francisco Guillén Pallaruelo, 71 años, Seira, n° 8
- José Guillén Pallaruelo, 86 años, Seira, n° 1
- Mariano Guillén Lanau, 29 años, Barbaruens, n° 8
- Manuel Guillén Mora, 29 años, Barbaruens, n° 5
*
En el Censo Electoral de 1906, también de Seira, se advierte ya la paulatina disminución de personas con el apellido Guillén:
- José Guillén Cereza, 37 años, de Seira
- Manuel Guillén Campo, 59 años, Barbaruens
- Juan Guillén Palacín, 43 años, Barbaruens
- Vicente Guillén Palacín, 41 años, Barbaruens
- Francisco Guillén Pallaruelo, 77 años, Seira
- José Guillén Pallaruelo, 86 años, Seira
- Mariano Guillén Lanau, 33 años, Seira
- Manuel Guillén Solana, 41 años, Seira.
*
En el Censo Electoral de 1910 del mismo lugar, son mencionados:
- Manuel Guillén Aused, de 70 años, calle Unica, 16
- José Guillén Cereza, 44 años, Unica, 2
- Mariano Guillén Lanau, 36 años, Unica, 8
- Francisco Guillén Pallaruelo, 79 años, Unica, 2
- Manuel Guillén Solana, 40 años, Unica, 16.

Si se comparan los datos de uno y otro censo, se puede advertir que existen errores evidentes con los años atribuidos a algunas personas, por eso debe utilizarse este dato de la edad con cautela.
*** 
Campo: 
De Campo tenemos solamente los siguientes datos del apellido Guillén: 
En 1852, precisamente el 4 de febrero, nació una niña, Josefa Mur Guillén, cuyos padres fueron Joaquín Mur Castán (carpintero) y Josefa Guillén Solana (hija de Pedro Guillén y Raymunda Solana). El párroco señalaba en la inscripción que todos eran de Campo.
* 
En el Listado de Propietarios de Campo, el año 1860 se menciona a:
- Francisco Guillén
- José Guillén. 

Según el listado de Fincas Urbanas de Campo, en 1878 vivía en la Plaza Mayor, n° 16, José Guillén Puyol, casado con Antonia Galindo, de Campo.
De este matrimonio nacieron José Guillén Galindo, que fue llamado al Reemplazo de 1886 y Antonio Guillén Galindo, mozo sorteable en 1889. Ninguno de los dos se presentó a la llamada del Ejército y fueron declarados prófugos en su debido momento. Esto no es un hecho aislado, sino que fué muy habitual a finales de siglo pues, por el miedo a ser enviados a combatir fuera de España, muchos jóvenes rehusaron a presentarse a filas.
*
En el Censo Electoral de 1930 se menciona a José Guillén Palacín, de 25 años, con domicilio en la Calle San Antonio, n° 10 y de profesión zapatero.
Probablemente este José Guillén Palacín debió ser hijo de Pedro Guillén y Joaquina Palacín, de Seira, cuyo hijo Francisco se casó el 29-11-1821 en San Félix de Barbaruens, con María Teresa Pallaruelo Mir (una hija de esta pareja, Joaquina Guillén Pallaruelo, se casó el 30-4-1874 con José Rufat Coronas, de Abi).
Pero, volviendo a José Guillén Palacín, al que encontramos en el Censo Electoral de 1930 de Campo, sabemos que contrajo matrimonio con Rosario Peiret, de ‘casa Rubiella’ y fueron los padres de dos hijos, José e Inés Guillén Peiret. José Guillén Palacín falleció muy joven y su hijo, José Guillén Peiret, tuvo que aprender prácticamente sólo el oficio de zapatero, llegando a ser un buen artesano. Su madre, Rosario, atendió durante toda su vida la zapatería, ayudada por su hija, Inés. Posteriormente, se trasladaron a vivir a Torrente (Valencia), donde pudieron trabajar los dos hermanos en una actividad que tan bien conocían: el calzado. 

lunes, 11 de marzo de 2019

CAMPO FOTOGÉNICO

Mirado de arriba abajo y de abajo a arriba






Gracias a Carlos y Antía por las imágenes capturadas con su dron y también gracias a la bonita fotografía del arco iris de Trini Sanz. 

domingo, 3 de marzo de 2019

Imágenes de Canaval


El ambiente del sábado día 2 de marzo, fiesta de Carnaval en Campo


¡Gracias a los autores de las fotografías!

miércoles, 27 de febrero de 2019

Carnaval

TOMAD NOTA: 


GRACIAS a Magda Blanch por habernos facilitado la información

sábado, 23 de febrero de 2019

Mientras no hay viento...

no hay mal tiempo

Como marzo tiene fama de ser un mes de muchos vientos, me viene ahora a la cabeza una historieta o especie de cuento que mi padre nos explicaba sobre este tema. El situaba la acción en Campo ¡como no! y el protagonista también era un vecino del pueblo... pero, la verdad, es que no sé de donde se sacó la historia. Más o menos era así:
Había un pastor en el pueblo, que todos los días del año (o casi, como veremos) sacaba por las mañanas a sus ovejas para llevarlas a pastar al monte. Igual le daba que fuera día festivo o no festivo, que estuviera sereno o nublado, que le doliera la pierna o estuviera sano, cuando llegaba la hora habitual abría la puerta de su corral y se ponía en camino.
A veces llovía fuerte, verdaderos aguaceros, y los vecinos le decían
- Pero ¡dónde a dónde vas hoy Pedro? ¿no ves la que está cayendo?
- Tarde o temprano la lluvia acabará, y a las ovejas les gusta chapotear por el agua.
En verano, cuando hacía un calor asfixiante  y el sol jugaba a derretir cosas, Pedro, en lugar de quedarse fresquito en casa, se ponía en marcha con sus animales.
- Pedro, mejor sería que no salieras un día como hoy ¿cómo puedes andar por ahí con este sol justiciero? Os vais a asar, tú y tus ovejas - le decían
- Cuando llegue el frío, nos acordaremos de estos calores y lo aguantaremos más a gusto- respondía.
Y así, estoicamente aguantaba tormentas y nieves, soles y nublados, hasta que un día sus amigos viendo que Pedro no salía de casa con su rebaño se preocuparon. ¡Que raro! pensaron, estará enfermo, algo malo habrá pasado. Y fueron a encontrarle para ver qué ocurría.
Cuando llegaron a su casa, le preguntaron:
- Pedro ¡estás bien? ¿qué pasa que hoy no sales?
- ¿Salir hoy? - les contestó- Estáis locos... hace viento.
Y es que, entre otras cosas, se le atribuye al viento el volver irritables tanto a las personas como a los animales, que para el caso son lo mismo. Y provocar depresiones. Y hacer daño a las plantas, resecándolas, rompiéndolas y tumbando las mieses... enfín, que parece ser que el pobre viento no tiene muy buena prensa. Pero, no puede ser que todo lo haga mal ¿no? alguna ventaja debe tener, digo yo...

miércoles, 20 de febrero de 2019

ABAD



DATOS GENEALÓGICOS DE LA FAMILIA ABAD

En nuestra comarca se encontraba el apellido Abad muy difundido por Castejón de Sos, Suils, Gabás, etc.  Los datos de los portadores de dicho apellido que hemos podido encontrar en Campo se remontan al siglo XVIII, con: 
Baltasar d'Abad, casado con Rosa Galindo, que fueron vecinos de Campo. Conocemos a cuatro de sus hijos: 
1°).- Pedro d’Abad Galindo, casado con Teresa Cassola Zazurca (hija de Gabriel y Teresa) el día 14 de septiembre de 1778. De su matrimonio nacieron Francisca Abad Cassola, que se casó con Antonio Costa Franco (el 23 de marzo de 1812); Narcisa Abad Cassola, que contrajo matrimonio con Alejo Samblancat y Pedro Abad Cassola. 
2°).- Joaquín d’Abad Galindo, casado con María Antonia Pujol Vilas (hija de Francisco y María) el 6 de noviembre de 1784 en Campo. Fueron los padres de Raymunda d’Abad Pujol, nacida el 23 de diciembre de 1799, que se casaría después, el 15 de noviembre de 1824, con Pedro Costa Assín. 
3°).- Manuel d’Abad Galindo, casado con Antonia Larramona. Fueron los padres de:
   3.1.- Josefa d’Abad Larramona, que contrajo matrimonio en Campo el 8 de diciembre de 1791 (fueron testigos de la boda José Mur y José Vidaller), con Melchor Mur Pera, de Aguascaldas. 
   3.2.- Pedro Abad Larramona, que se casó en Campo el 30 de noviembre de 1801 con María Josefa Ballarín Franco (atención a este dato, puesto que a veces no se menciona todo el nombre completo “María Josefa” sino sólamente María).  (Continúa en Familia A). 
4°).- Lucía d’Abad Galindo, casada con Antonio Pallaruelo. De este matrimonio no tenemos datos de su boda, sólo sabemos que su hija Josefa Pallaruelo Abad se casó con José Auset.
  (continúa) Familia A: 
Hemos visto como Pedro d'Abad Larramona se casó con María (Josefa) Ballarín Franco, en Campo, en el año 1801. Fueron testigos de su boda Pedro Ballarín y Pedro Aventín. 
Probablemente, en el terreno económico, aquellos años las cosas no les debían ir muy bien a esta familia, pues tuvieron que vender un campo en el año 1807 y vender tierra siempre ha sido el último recurso en el mundo rural. Este asunto de la venta de un campo nos deja entrever lo que estaba fraguándose en Campo por aquél entonces:
Le notaire. Rober Violet
Sin que hayamos podido entender la totalidad de la escritura dada su mala conservación, leemos que en Campo, ante don Pedro de Altemir, notario, se presentaron Pedro D'Abad y María Josefa Ballarín el dos de julio de 1807, para cancelar la venta de un campo que tenían "apalabrado" con Pasqual y Pedro Ballarín, por la suma de treinta y cuatro libras jaquesas. Acto seguido, mismo día y hora, se procede a la venta de dicho campo a Crisanto Costa, labrador, por el precio de cincuenta y una libras jaquesas, cantidad que dicho matrimonio dice haber ya recibido. La diferencia de precio entre la venta apalabrada y la que se llevó a cabo era importante y, dejando de lado algunas circunstancias personales que pudieran haber influido entre los vendedores y los primeros aspirantes a compradores (Pedro y Pasqual Ballarín eran familiares de María Ballarín), un alza tan importante del precio de la tierra nos indica hasta que punto había demanda de tierra de cultivo.
Pedro D’Abad y María Josefa Ballarín tuvieron entre otros hijos a: 
1°).- José d’Abad Ballarín, nacido en Campo el 9 de abril de 1821 (fueron sus padrinos Joaquín y Joaquina Güerri), que se casó en Campo con Antonia Costa Costa el 10 de mayo de 1848. Ellos fueron los padres de José Abad Costa, nacido el 21 de noviembre de 1840 (padrinos: Joaquín Costa y Francisca Carrera, casados y vecinos de Campo), que solicitó una Dispensa para poder casarse con Manuela Vidaller Costa, pues estaban emparentados. El matrimonio se celebró el 21-4-1877 y de esa unión nació Manuela Abad Vidaller, que se casó con Antonio Castán Ballarín.. 
2°).- Raymunda d’Abad Ballarín, nacida en Campo el día 30 de junio de 1809, fueron sus padrinos Melchor Mur y Josefa Ballarín. Se casó con Joaquín Auset Pallaruelo el 3 de febrero de 1830 y tuvieron un hijo al que llamaron también Joaquín.
Raymunda murió de cólera el 31 de agosto de 1855, sin que se le pudiera dar la comunión por los continuos vómitos que padecía, y hubo que enterrarla rápidamente por miedo al contagio, según consta en el Libro de Difuntos de la parroquia de Campo. Recordemos que 1855 fue el año en el que hubo una gran epidemia por toda la provincia.

3°).-Joaquín d’Abad Ballarín, se casó con Manuela Canales Blanc y murió el 20 de agosto de 1855 de cólera, habiendo sido enterrado por la noche privadamente, por disposición de la Junta de Sanidad de Campo. Sabemos que fueron los padres de José Abad Canales, que nació el 25 de julio de 1853 y que fue labrador, como su padre.
4°).- Antonio d’Abad Ballarín, debió nacer alrededor de 1826, pues en el censo de 1890 se le atribuyen 64 años.
***    
Otra rama de la familia es la de Ramón Abad, que fue encontrado ahogado a las orillas del río Esera el 12-2-1866. Estaba casado con Josefa Ferraz y tenían dos hijos:    
1.- José Abad Ferraz, que en el año 1890 tenía 55 años. 
2.- Ramón Abad Ferraz, en 1890 se le atribuyen 47 años. Era albañil y se casó con María Canales. Hijo de este matrimonio fue Ramón Abad Canales que, cuando fue llamado a filas para el Reemplazo de 1886, alegó impedimento físico aunque después se retractó, por lo que fue declarado apto. No era este caso algo inusual, pues durante todo el fin de siglo hubo una verdadera avalancha de jóvenes que intentaban por todos los medios zafarse de cumplir el servicio militar, ya que entrar en el ejército suponía muchas veces tener que marchar a la guerra (Cuba, Filipinas). 
A Ramón Abad Canales parece ser que la suerte le acompañó y no tuvo que marcharse para hacer la mili, se casó en Campo el 20-12-1890 con la que fue su primera esposa: Dolores Mora de Miguel (hija de José y Jacinta). En segundas nupcias se casó con Joaquina Solana Portaspana, viuda de Joaquín Ariño, de Llert, para lo que tuvieron que pedir Dispensa en 1911. Fruto del primer matrimonio nacieron:
1.- Miguel Abad Mora, que en 1930 tenía 32 años y vivía en la c/ Nueva, 16. Era albañil.
2.- Antonio Abad Mora,  en 1930 tenía 27 años y vivía en la c/ la Iglesia, n° 18.
3.- José Abad Mora, nacido el 3-6-1895.
4.- Jesús Abad Mora, al que se le atribuyen 23 años en el censo de 1930. C/ Prior, 6. Albañil.
***   
En la relación de Fincas Urbanas del municipio de Campo del año 1880, aparecen como propietarios: 
1. Antonio Abad Aused, que tenía una casa de dos pisos en la calle de la Iglesia, n° 16.
2.  José Abad Costa, propietario de una casa de dos pisos en la calle de la Iglesia, n° 22
3. José Abad Ferraz, tenía una casa de dos pisos en calle de la Iglesia, n° 3
4. Ramón Abad Ferraz, dueño de una casa de dos pisos en la calle del Prior, n° 3   
***   
En el listado de vecinos de 1890 encontramos a: 
1.- Antonio Abad Aused, de 57 años, labrador
2.- Antonio Abad Ballarín, de 64 años, labrador
3.- José Abad Canales, 37 años, labrador
4.- Miguel Abad Carrera, 71 años, pelaire
5.- José Abad Ferraz, 55 años, labrador
6.- Ramón Abad Ferraz, 47 años, labrador
7.- Antonio Abad Ribera, 46 años, labrador
***   
En el censo electoral de 1900 aparecen en Campo tres electores con el apellido Abad: 
Ramón Abad Canales, de 33 años, vivía en c/ Prior, n° 2 y era labrador.
Ramón Abad Ferraz, de 58 años, habitaba c/ Prior n° 5. de profesión labrador.
Antonio Abad Rivera, de 57 años, vivía en c/ Prior, n° 7 y era el cura párroco.
***   
En el Censo Electoral de 1930 se mencionan: 
Ramón Abad Canales, de 60 años, habita en la c/ Prior, 61, de profesión albañil
Antonio Abad Moles, de 45 años, c/ la Iglesia, n° 20, labrador
Antonio Abad Mora, 27 años, c/ la Iglesia, 18, jornalero
Miguel Abad Mora, 32 años, c/ Nueva, 16, albañil.