domingo, 20 de abril de 2014

Libro presentado



PALABRAS, palabras, PALABRAS, Palabras, PALABRAS, palabras de CAMPO


Ayer, sábado 20 de abril, 2014, tuvo lugar en el Hotel Cotiella la anunciada presentación del último libro escrito por BIENVENIDO MASCARAY, "Diccionario del habla de Campo". Pepe Garanto, nuestro corresponsal "voluntario" en Campo, nos ha enviado fotos del acontecimiento y nos ha informado que hubo una gran asistencia de público y que la charla fue muy interesante. Cuando tengamos más detalles, os los daremos.
También con fecha de ayer apareció una entrevista en "El Diario del Altoaragón", firmada por Angel Huguet,  dedicada a este evento.

Fotos de la presentación, gentileza de Pepe Garanto ¡gracias Pepe! Y, también, gracias a Manuel por la portada del periódico.


jueves, 17 de abril de 2014

Presentación de un libro




El próximo sábado, 19 de abril de 2014, a las 7.30 de la tarde
en el Hotel Cotiella de Campo,
tendrá lugar la presentación del libro: 

"VOCABULARIO DEL HABLA DE CAMPO"
por su autor 
Bienvenido Mascaray Sin


Conversaciones en el pedrizo...
En esta gran obra, de más de 380 páginas, se presentan más de 8000 términos utilizados en el habla de Campo. Ni que decir tiene que muchos de ellos han caído en desuso y pueden perderse definitivamente un día de estos. Porque, aunque muchos vecinos todavía hablen "como en Campo", la verdad es que muchas expresiones y palabras ya solo perviven el el recuerdo de unos pocos. A pesar de eso, sucede en ocasiones que para transmitir un estado de ánimo o calificar un objeto, a una persona, una situación, etc. no encontramos ningún medio mejor de expresarnos que recurriendo a los vocablos que hemos escuchado siempre, de la boca de nuestros abuelos, padres y vecinos.
y vecinas fen la charradeta
Gracias por tu trabajo, Bienvenido, necesitábamos un estudio así hecho por alguien del pueblo, que conoce bien todos los matices de las palabras. Seguro que el libro será un éxito. 
Por cierto, me acabo de dar cuenta (a lo mejor me equivoco), repasando mentalmente, que hay muchísimos más términos destinados a resaltar aspectos negativos de las personas que para decir algo agradable sobre ellas... No sé si son palabras de Campo o del idioma castellano, pero, así de repente, recuerdo denominaciones despectivas como: mandián, mameluco, miquileles, esbafao, tontolaba, cafre, muerto de hambre, basto como un alladro (bruto como un arado), fiero como un cocho (feo como un perro), pejiguero, gandúl, pánfilo, escuchimizao, mostrenco, ronquiadó... pero, para decir algo bonito no me viene nada a la cabeza ¿será que somos poco dados a la admiración?    


jueves, 10 de abril de 2014

Profesión: peluqueras


María Antonieta

Los PEINADOS, obras de arte efímeras




La mayoría de las mujeres se ayudaban las unas a las otras para arreglarse el cabello, cuando ellas solas no podían hacerlo, sin embargo, como puede imaginarse, las damas de clase social elevada tenían sus propias peinadoras que les iban a peinar prácticamente todos los días. 
Estamos familiarizados con películas de la Antigua Grecia, de romanos o de la Edad Media, donde hemos visto cómo a las reinas y favoritas las peinaban con primor sus esclavas y domésticas. Si pensamos en el Antiguo Egipto, por ejemplo, nos viene a la cabeza la adornada melenita de Cleopatra, y se puede adivinar el trabajo que había detrás de ese peinado aparentemente sencillo, y que desde luego ella misma no se hacía.
Goya. Caprichos.
Dando un salto a la corte francesa de Luis XIV, sabemos que a partir de entonces empiezan a cobrar notoriedad los peluqueros de palacio, que derrochaban ingenio y audacia para adornar y "decorar" unas pelucas fantásticas que luego lucían las damas en bailes y recepciones. Y para poner una imagen a estos recuerdos, podemos pensar en María Antonieta, reina de Francia y esposa de Luis XV, a quien despojaron de peluca y de cabeza en la Revolución Francesa.
De hecho, no era ninguna novedad el que los hombres cuidaran de los cabellos de las damas. Debía ser relativamente frecuente porque, ya en el año 1605, el Concilio de Trento había prohibido que los varones se ocuparan de arreglar directamente las cabezas de las féminas. Y es que, aunque normalmente eran las peinadoras las que acudían a los domicilios para "arreglar" a las señoras, cuando la ocasión lo requería, ellas preferían ponerse en manos del peluquero de moda.     
La época en la que las mujeres decidieron que podían dedicarse a esta profesión y abrir sus propios salones de peluquería, ya fueran de lujo  u otros más modestos, fue en el periodo comprendido entre las dos guerras, entre los años 20 y 40. Desde luego, para dedicarse a peinar y cortar el pelo a las demás, no se necesitaba ningún papel ni certificación, simplemente la voluntad de hacerlo y un poco de destreza.
Pero las cosas cambian, y lo que antes era solo peinar pasó a complicarse un poco más, pues se empezaron a utilizar tintes especiales, y se hacían permanentes en caliente, y para eso se necesitaban algunos conocimientos. Los moños habían pasado a mejor vida y las mujeres querían cabellos vaporosos y ondulados. De esta guisa se expresaba un peluquero de Huesca en los años 60: 
"- Nunca debemos olvidar; que el arte del peinado debe de estar basado, cimentado en una buena permanente.
- ¿Qué.opina, pues, de la mujer que peina sin permanente?
- Permítame esta expresión: edifican sobre arena. Yo no me atrevo, y creo que soy avanzado en mis deberes profesionales, hacer obra en un cabello liso. Más aún: ni debe ni puede hacerse. Hay cabellos rebeldes, y son muchos, que exigen, para ser trabajados con un determinado fin, una permanente -o bien, un "gouflage". Quiero decir: doblarlo para que nadie adivine que son permanentes, y de esta forma manifestaremos un rizo natural propio de un cabello agradecido".
La nueva normativa para los trabajadores del sector de peluquería de señoras, llegó el año 1963: 
Leemos en la "Nueva España" del 19 de Septiembre de 1963, la siguiente nota:
"El tema es de palpitante actualidad y de marcado interés, se diría que afecta a la provincia más que a la capital. Consideramos esta información como llamada de atención a quienes pueda afectar directa o indirectamente.
Creemos que hasta ahora se vivía demasiado alegremente en cuanto se refiere al monetaje de peluquerías de señoras, a la preparación de quienes están al frente de ellas y a la propia dependencia. Desde ahora, por disposición del Ministerio de Trabajo y recentísimas circulares y normativas del Sindicato Nacional de Actividades Diversas, ha quedado todo canalizado perfectamente. Con esta  delimitación nadie podrá ignorar o evadirse de su cumplimiento.
Hace unos días se celebró en Madrid Junta Plenaria de la Agrupación Nacional Sindical de Peluqueros de Señoras, y asistió  el Presidente de la Agrupación de Huesca.  El orden del día de aquella reunión era extenso y eminentemente sustancial. Fueron dos jornadas apretadas de  trabajo, temas, debates,  comentarios y aclaraciones de dudas.
Es de imperiosa necesidad hacer llegar a todos cuantos interesa que no se puede obrar ligeramente, y que las peluquerías de señoras han de estar debidamente legalizadas, hasta el punto de que todo profesional debe estar en  posesión de un documento acreditativo de su capacidad, que será otorgado mediante el correspondiente examen ante los Tribunales de Calificación Profesional creados por el  Sindicato. 
En cada Provincia quedarán constituidos estos Tribunales indefectiblemente y su misión será realizar los exámenes previstos en las fechas que el Presidente del Sindicato determine, en atención al número de peticiones hechas en el organismo.
En cualquier localidad puede haber una peluquería de señoras; pero ¿tiene la autorización del Municipio respectivo, paga su licencia fiscal, está bien "instalada", quien o quienes están al frente del establecimiento tienen cornpetencia profesional? En todo caso, deberán las industrias establecidas regularizar su situación ante el Sindicato,  aportando los documentos precisos para la obtención del «Carnet de Empresa Responsable».
Los establecidos con posterioridad al 2 de abril pasado, no les será permitido el ejercicio de la actividad, sin haber justificado su capacidad ante el Tribunal, o figurar al frente de la peluquería un oficial mayor. Con mayor razón, si cabe, se advierte esto a quienes tienen el propósito de establecerse.
La orden del Ministerio de Trabajo del 2 de abril de 1963 y las normas sindicales referidas, son ciertamente beneficiosas, para las empresas, dependencia y sobre todo para la clientela.
Podemos estar completamente satisfechos de la labor últimamente realizada, puesto que en definitiva viene a dignificar la profesión".
En Campo trabajaron como peluqueras, antes de la guerra: en "casa Cambra", Irene Canales. En "casa de Pep de Juan", trabajó Magdalena. Marina Puertas, de "casa l´Estanco" tenía la peluquería allí al lado de donde estaba el bar. También tenemos noticias de  una chica de Estadilla que trabajó en "casa Chandoz".
En "casa José", Sebastián Blanch trabajaba como peluquero y barbero, y su hermana atendía a las mujeres. Después, la esposa de Sebastían, Eduviges, empezó a trabajar con ella y cuando se quedó al frente del negocio, bajó un tiempo a Barcelona para aprender  mejor el oficio. Más tarde, su hija Magda fue a una Academia en Tarragona y allí aprendió de peluquera y trabajó en una peluquería durante un par de años. En Barcelona consiguió el certificado de Henry Colomer y allá por el año 1962 ya se quedó en Campo para trabajar con su madre.
También trabajaron como peluqueras las hermanas Parramón, que tenían la peluquería en "casa de Perico Aventín", donde vivían.
Pili Ballarín de "casa Plaza", se instaló como peluquera en Campo el año 1964 y fue la primera que tuvo el título exigido. Había aprendido en Barcelona y le convalidaron sus estudios en Huesca. Su padre, el Sr. Luis, también había sido peluquero.
Nieves Subías y Pili Satué, casadas con chicos de Campo, también han ejercido esta profesión, y Pili Satué la ejerce todavía. 
Todas ellas han desarrollado su trabajo en nuestro pueblo y han sabido combinar su profesión con el cuidado del hogar. Han sido unas mujeres modernas que viviendo en un área rural, se han sabido ganar la vida. Como han hecho otras vecinas suyas, que han ayudado a sacar adelante las economías familiares, bien trabajando como modistas, estado al frente de un comercio, de un bar, etc.  

PETICIÓN: Si nos hemos olvidado de alguien o hemos equivocado algún nombre, por favor, comunicárnoslo. ¡GRACIAS!



sábado, 5 de abril de 2014

La primavera en Campo


para que la disfrutemos todos

En esta ocasión, no ha colaborado con nosotros solo un corresponsal, sino que han sido dos: Pepe y Celia. Han esperado pacientemente que dejara de llover y, en cuanto el tiempo lo ha permitido, han salido a dar un paseo para hacernos llegar a todos los seguidores del blog, estas preciosas imágenes primaverales. ¡Gracias a los dos!



viernes, 4 de abril de 2014

Volando, volando





Lejos y cerca

Fotos de Jose Murciano ¡Gracias Jose!

sábado, 29 de marzo de 2014

Oficios y profesiones: los barberos


¡Por los pelos!

El Cirujano. Jan Sanders Hemessen
Sabido es que, antiguamente, los barberos eran también los encargados de aplicar lo que se conoce como pequeña cirugía: aplicaban sanguijuelas, extraían muelas y dispensaban otros servicios para aliviar algunas enfermedades.
Los cirujanos se dedicaban a las actividades manuales, como curar heridas, hacer sangrías, poner ventosas, etc. En algunas épocas y lugares estos servicios los prestaba la misma persona, que casi siempre se hacía llamar cirujano (pues tenía más reconocimiento profesional), hasta que con el tiempo se fueron definiendo las dos actividades como profesiones diferentes. De todos modos, la categoría profesional del cirujano era inferior a la de médico. En muchas ocasiones, tanto los barberos como los cirujanos ejercían su oficio de forma itinerante y montados en una mula o un asno, recorrían pueblos y aldeas para prestar sus servicios. 
Henry William Bunbury
Un contrato entre  el Concejo de la villa de Bielsa y unos barberos-cirujanos, nos ayudará a comprender mejor esta profesión. El contrato al que nos referimos tenía una duración de tres años, fijándose el comienzo del servicio a partir del día de San Miguel del mes de septiembre del año 1645, hasta el mismo día del año 1648.
En los pactos que firmaron las partes interesadas, se preveía casi todo: lo que se les iba a pagar, lo que podían pedir por servicios especiales, a lo que se comprometían... Entre otras cosas, se exigía a los cirujanos que residieran en la villa, llevando con ellos todo lo necesario para el ejercicio de su profesión y se les impedía ausentarse de Bielsa los dos al mismo tiempo. Otras de sus obligaciones eran:
“Que los dichos cirujanos sean obligados y se obligan viceversa de acudir a sangrar, afeitar y demás obligaciones que tuvieren de su arte, sin remitirse del uno al otro, sin excusarse que no tiene lugar y si acaso cargaren a una parte más que a otro, el otro tenga obligación de ir a ayudarle aliándose, y que tenga obligación de afeitar en las casas de los sacerdotes y oficiales y otras personas, so pena de un escudo por cada vez que faltaren a sus obligaciones...” .
Solo hace falta ojear la prensa aragonesa del siglo XIX para darnos cuenta de la importancia de esta profesión, que no podía faltar en ningún pueblo, para lo que se publicaban anuncios con el fin de cubrir vacantes. Por poner algún ejemplo, veamos algunos aparecidos en el Diario de Huesca:
Miniaturas de utensilios barbería, madera. José Sesé
En 1885 y 1886 se ofrecen plazas de barbero-cirujano en Almudévar y en Ibieca. El 2 de septiembre de 1890 se ofrece puesto de barbero cirujano en la Puebla de Castro, con la remuneración de 500 pesetas anuales, más 5 cahíces de trigo "y otras garantías que podrá utilizar el agraciado"...
El  1 de septiembre de 1925, en Nocito, ofrecen plaza de practicante barbero a cambio de 25 a 30 cahíces de trigo, 55 arrobas de patatas, 7 fanegas de judías, casa franca y una carga de leña por vecino.
En Campo no hemos encontrado el oficio de barbero en ningún listado de vecinos o censo electoral de principios del siglo XX, no obstante, en el "Anuario-Riera General y Exclusivo de España", de 1904, 1905 y 1908 se mencionan en el apartado BARBERÍAS a: Sebastián Blanch y Miguel Sesé.También ejercieron esa profesión,  José de Mur Vallverdú, Juan Brunet Campo, que dió nombre a casa "el Barbero", Luis Ballarín Costa, que trabajaba en su casa de la Plaza Mayor y Sebastián Linares, que era conocido como Cañete, porque creo recordar que era natural de ese pueblo cordobés. El último que ha ocupado ese puesto ha sido José Sesé Villegas.  
  

........

martes, 25 de marzo de 2014

Y ahora...


¡paso a la publicidad!
Cuando la gripe se escribía con dos "pes".

"El Diario de Huesca", 25 octubre de 1918
"Consejos contra la grippe:


1º. Apartarse lo posible de atmósferas viciadas.
2º. Trabajar poco y abrigarse ligeramente.
3º. Comer moderadamente y al final de cada comida tomar una copa de Rom Aromático.
4º. Entre comida y comida tomar unos sorbos de Rom Aromático que desinfecta y tonifica.
NOTA IMPORTANTE
El ron aromático seco o dulce lo usan muchos para prevenirse contra la grippe por su poder desinfectante y en las convalecencias.
ooooo
"El Diario de Huesca",  29 diciembre de 1918
PASTILLAS ALEMANAS del profesor SWANTER de Berlín
Desconfiar de una burda imitación que con el nombre de Ghunter se han hecho
TOS REBELDE, BRONQUITIS, ASMA, ENFISEMA, CATARROS, PULMONES, ETC.
He aquí los elementos integrales de estas maravillosas pastillas: Tribid. Trom: Fenil: Metam: Oxirul: Ant: Bis. T. Bici. en Zach, y Excip.

Son una maravilla dentro de la Terapéutica moderna por lo que los más afamados doctores del mundo las recetan siempre para las afecciones de las vías respiratorias, haciéndoles salir siempre airosos de su cometido por ser lo más moderno, racional y científico. Son el compuesto infalible para los que pasan las noches presa de aquella tos ronca que produce vértigos, dolor de cabeza y que parece que afilado cuchillo desgarra sus entrañas, curándoles al momento. Hace cesar en el acto la terrible sofocación que crispa sus miembros de ira impotente al notar la falta de aire en sus bronquios y pulmones, produciendo estridentes silbidos haciendo penetrar en ellos corrientes impetuosas de aire vivificador que los vuelve a ala vida, fluidificando sus mucosas, descongestionándolas y haciéndolas expectorar. Evitan los catarros y pulmonías y son el preventivo infalible, acortando grandemente sus convalecencias. 

Poderoso desinfectante y gran preventivo contra la grippe.
ooooo
"El Diario de Huesca", 18 octubre de 1919
CON LEJÍA MORA SE MATA LA GRIPPE
para desinfectar retretes y cloacas, el fabricante de lejías JOAQUÍN LAFARGA, regalará a toda persona que vaya de dos a tres de la tarde a la calle de Sobrarbe, 19, un cubo (o pozal) de escorias lejía MORA. (Se recomienda disolverlas en agua).
ooooo