domingo, 20 de marzo de 2011

Ecos de sociedad

"Diario de Huesca" del 7 de septiembre de 1929
Boda distinguida en Campo

"El día 29 de agosto, a las once horas, se celebró en esta Iglesia parroquial, adornada primorosamente, la boda de la bellísima señorita Josefina Boj Blanco, con don Miguel Aventín Nerín, de familias muy conocidas y prestigiosas en todo el país, constituyendo por tal motivo, la celebración de dicho acto un acontecimiento en esta localidad.
Dignáronse apadrinar a los contrayentes la gentil señorita hermana de los contrayentes Lolita Boj y el prestigioso propietario y agricultor de Selgua don Antonio Albert.
La señorita Josefina Boj estaba encantadora con sus galas de desposada, su vestido era de crespón "georgette" adornado con ricos encajes siendo portadores de las arras los niños José María Altemir Murillo e Ignacio Nogueras Gella.

Bendijo la unión el presbítero don José Boj, próximo pariente de la contrayente. Como testigos firmaron el acta don José María Altemir, alcalde de esta villa, y don Julio Benedé, del comercio, ostentando la representación judicial de este Juzgado don Antonio Nogueras, asistiendo además como invitado don Elías Boj y doña Dolores Blanco, padres de la contrayente, don Pedro Aventín y doña Ramona Aventín, padres del contrayente; las señoras doña Justa Boj, doña Alegría Torrente, doña Pepita Buendía, doña María Borruel, doña Lola Falches, Teresa Aventín, doña Laura Morillo, Cándida Larrosa, Pascualita Altemir y Rosalía Gella.

Las bellas señoritas María Blanco, Mercedes y Finita Falches, Gloria Castán, Clotilde y Petronila Llorens, Carmen Español, Angelita Danés, María Sazatornil, Carmina y Lolita Jiménez del Hierro, Jesús, Lolita y Pilarín Boj, Rosario y Carmen Benedé, Natividad Pesquer, Carmen Salinas, Joaquina Blanch, Petra y María Mur, Basilia Fuster, Asunción Puertas y Conchita Aventín.
Terminada la bendición nupcial los invitados se trasladaron a la morada de los señores de Boj, donde se sirvió un suculente banquete, haciendo los honores de la casa don Elías Boj y doña Dolores Blanco, secundados por sus simpáticas y encantadoras hijas, Jesús, Lolita y Pilarín, estando la mesa profusamente adornada de flores.

La gente joven se dedicó a la danza hasta altas horas de la noche, siendo una fiesta de la que se guardará eterno recuerdo, tanto por la alegría que en ella reinó como por la simpatía y belleza de las señoritas que en ella tomaron parte.
Los desposados salieron en automovil para Barcelona, Sevilla y otras poblaciones.



Reciban con este motivo las familias de Boj y Aventín nuestra más cumplida enhorabuena, uniéndonos a las pruebas de afecto recibidas en estos días por los numerosas amistades con que cuentan".
(Fuente: Hemeroteca "Diario del Altoaragón")

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada