martes, 1 de mayo de 2012

El corresponsal nos tiene manía (me parece)


Un partido no muy amistoso


Transcribimos a continuación una nota del Corresponsal de "El Diario de Huesca", que se publicó en dicho periódico el 3 de Agosto de 1955, donde informa sobre el partido celebrado en Campo entre el equipo local y el equipo de Castejón de Sos.  Aunque normalmente nos limitamos a dar las noticias que encontramos sobre nuestro pueblo, sin ofrecer ninguna "interpretación", hoy no nos podemos resistir a resaltar algo que nos parece bastante llamativo en la reseña del corresponsal.
Resulta que dicho señor está en contra del equipo de Campo, porque dice que jugó muy sucio, y también de los dos (?) árbitros, porque anularon cada uno de ellos un gol al Castejón. Pero, lo que no entendemos es que, según explica, el partido se suspendió antes de que acabara el tiempo reglamentario (con la excusa de la lluvia que caía y por miedo a la que podía caer... que más bien iba a ser de palos), por lo que, según nuestros escasos conocimientos futbolísticos el resultado tendría que haber sido nulo, de partido no jugado, aunque él lo da como ganado por el equipo visitante. Bueno, quizás no hay que mirar tan fino, porque era sólo un partido amistoso...
"U.D.Montañesa de Castejón de Sos, 2; Campo, 0
El rubor sube a los puntos de la pluma al tratar de reseñar, siquiera someramente, este encuentro, carente por parte del equipo de Campo, no ya de corrección y deportividad, pero hasta de las más rudimentarias reglas de cortesía y hospitalidad, comunes en el trato social.
El Campo, que había sido batido anteriormente por 4-1 buscó el pasado domingo en su casa un desquite imposible, dada la superioridad técnica de la U. D, Montañesa, que resultó verdaderamente abrumadora y contra el juego violento de su rival y la actuación despechada de sus dos árbitros, que anularon un gol cada uno, en nombre de no sé que razones imaginarias, la U. D. Montañesa marcó dos goles magistrales, permaneciendo imbatida su portería.
A los pocos momentos de juego, un formidable tiro esquinado de Mora, que recuerda aquél legendario de Alcántara que perforó la red, lograba el primer tanto para su equipo. El Campo, que se sentía abrumadoramente dominado, acentuó su juego durísimo, a pesar de lo cual el equipo visitante marcó por mediación de Yus, en insuperable jugada, el segundo gol de la tarde.
A partir de este momento, la tensión reinante se exacerbó de manera peligrosa por lo que, y en vista de la lluvia que comenzaba con cierta intensidad, se suspendió el partido antes de terminar el segundo tiempo reglamentario.

(Fuente: Hemeroteca "Diario del Altoragón", "El Diario de Huesca". Foto: Inauguración campo de fútbol de la Chopera, 30 de Mayo 1953, gentileza de Riquelme).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada