miércoles, 24 de agosto de 2011

Traída de aguas





"Nueva España, 14 de Julio de 1954 

El gobernador civil inauguró en Campo la traída de aguas

En Campo, villa en la que hace un año el señor gobernador y jefe provincial inaugurara las obras de construcción de la traída de aguas potables, para el abastecimiento de los vecinos, estuvo el sábado, según promesa, para inaugurar la obra totalmente terminada. Le acompañaban desde Huesca, el subjefe inspector provincial y los delegados de la Vieja Guardia, Justicia, Derecho y Seminarios. No podríamos detallar con precisión el esfuerzo realizado por estos vecinos de Campo, que rivalizaron con sus propias autoridades y funcionarios del Estado, en hacer agradable el recibimiento y la estancia del señor Gil Sastre. Todos los edificios y calles ostentaban ornamentación vistosa y varia, siendo de singular belleza la presentada en las calles morunas y arqueadas. Hasta en las aceras de la vía mayor que lleva de la carretera a la plaza de la iglesia, habían sido instaladas macetas con las más diversas especies de la flora doméstica y de la zona.
El recibimiendo fue por demás clamoroso y entusiasta por parte del vecindario, que recogió a la comitiva a su llegada, hasta el momento mismo de la despedida.
Primeramente se ofició una misa por el reverendo don Constancio Escalona y después se procedió a la inaguración de la traída de agua, dando suelta a los grifos de la fuente, entre el júbilo de los moradores de Campo. Luego, en la plaza y desde una tribuna erigida bajo un monumental plátano, el alcalde don José María Altemir pronunció un discurso de bienvenida y agradecimiento.

A continuación, tuvo lugar el discurso del gobernador, que habló de algunos proyectos todavía pendientes y que iban a llevarse a cabo sin más tardar, como el desvío de la carretera a las Vilas de Turbón, la pavimentación y arreglo de algunas calles, y la repoblación forestal para cubrir y ornamentar los caminos. A continuación, la rondalla interpretó algunas jotas cantadas por Mariano Nueno y Blanquita Morancho. La niña Pilarín Ballarín y el niño José Ferrer recitaron unos versos de bienvenida. Después, en el salón de cine, el Ayuntamiento y los vecinos obsequiaron al gobernador y sus acompañantes con un almuerzo. Y, continúa el relato:

"A los postres y cuando ya creíamos agotada la capacidad fervosora de estos vecinos de Campo, los niños y niñas de las Escuelas ofrecieron al señor Gil Sastre un homenaje de gran belleza y de un inmenso contenido espiritual que conmovieron visiblemente a todos los concurrentes. Ofrecieron primeramente al gobernador un álbum del Ayuntamiento alusivo a las obras y para su señora, un ramo de flores y un precioso tapete confeccionado todo bajo la dirección de las maestras doña Teresa Ramón Palado y doña Aurora Ballarín. Luego, y aquí viene lo más destacado de todo, los niños Antonio Lafuente, Pilarín Costa y María Pilar Conde Blanch leyeron unas composiciones...".

Termina la crónica: "Y, por último, la señorita Blanquita Morancho interpretó acompañada por la rondalla algunos pasajes de "Los de Aragón". Con ello se finalizó una jornada homenaje que el pueblo de Campo dedicó a la primera autoridad oscense, jornada simpática y agradable digna de destacarse por la sinceridad de los sentimientos allí expresados. Seguidamente la comitiva emprendió la marcha hacia algunos pueblos de la Fueva, donde habían de celebrarse otros actos. El gobernador civil fue despedido con emocionantes muestras de adhesión y cariño".




(Fuente: Hemeroteca "Diario del Altoaragón")





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada