miércoles, 3 de agosto de 2011

El Gradiello y Argoné





La fuerza del Agua



Nos cuenta Antonio Castel Ballarín, en su estudio sobre Campo, que las obras de la central de Argoné comenzaron en el año 1944 y duraron hasta 1.948. Cuando se iniciaron, apenas hacía cinco años que había terminado la Guerra y muchos jóvenes habían regresado al pueblo, donde se encontraban sin trabajo. La construcción de la central permitió a la juventud encontrar una ocupación sin tener que marcharse fuera de casa, y eso supuso una gran oportunidad tanto para recuperarse de los sufrimientos pasados como de ayudar a las maltrechas economías familiares a salir adelante. Al reclamo de los puestos de trabajo que se ofrecían, acudió mano de obra de casi toda España, lo que también benefició la actividad económica del pueblo. Un trabajador normal ganaba 9 pesetas diarias, trabajando 8 horas. Un oficial cobraba 18 y un pinche-aprendiz, 8 pesetas.
De un artículo aparecido en La Vanguardia Española del 5 de junio de 1946, que lleva el título "Dos problemas de la provincia de Huesca: Comunicaciones y energía eléctrica", entresacamos la mención que se hace a Argoné, que dice así:

"En cuanto a la producción de energía eléctrica, podemos anunciar que se están desarrollando importantes planes aparte de los que ya se han comentado en estas mismas columnas de "La Vanguardia". Continúan las obras de la Hidro Nitro Española para construir una central destinada al aprochamiento del salto de agua de Barasona. Se espera de un momento a otro la maquinaria para esta central, que distribuirá 14.750 CV. Los beneficios alcanzarán a una extensa comarca de la provincia. Van también muy adelantadas las obras del salto de Puente de Argoné, que realiza la Compañía de Fluído Eléctrico de Barcelona. Logrará así aumentarse considerablemente la energía eléctrica que sale para Cataluña de la provincia de Huesca".

Y de 1957 data esta curiosa noticia aparecida en el "ABC":

"ABC", 16 de Marzo de 1957
Dos transformadores para la central de Argoné. Monzón del Río Cinca (Huesca). 10. Dentro del plan trazado por el Ministerio de Industria, la Compañía de Fluído Eléctrico, S. A. establecida en Seira, cerca del Pirineo, ha recibido dos grandes transformadores de 30.000 kaveas y 85 toneladas cada uno, que serán emplazados provisionalmente frente a la cental de Argoné, de donde partirán ahora las conexiones que vienen del Norte y las dirigidas a la región catalana.
El transporte de estos transformadores, desde el muelle de la estación-empalme hasta su emplazamiento, se verificará por medio de un moderno carromato especial de 25 metros de longitud y provisto de 48 ruedas. Dadas las dificultades del trayecto, principalmente montañosos, se calcula un avance en ruta de tres kilómetros por hora, por lo que se necesitarán unos ocho días para llegar al punto de destino, distante unos 125 kilómetros.
La aludida Compañía forma con estas centrales un importante grupo: la de Seira, con 37.000 caballos y la de Argoné, con 10.000, cuyo material se recibe ahora de acuerdo con el citado programa del Ministerio de Industria. (Cifra).

(Fuentes: Hemeroteca de "La Vanguardia" y de "ABC", así como información de Antonio Castel y Ernesto Baringo. Fotos del Gradiello gentileza de Ernesto Baringo)


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada