miércoles, 26 de octubre de 2011

Carta de denuncia



Las cosas claras


En "El Diario de Huesca" del 13 de Mayo de 1903, se publicó una carta de un vecino de Campo denunciando la conducta de un paisano suyo. Como no hemos encontrado ninguna réplica de la persona acusada, que ya no tiene la oportunidad de defenderse, no mencionaremos su nombre. Sí que daremos el nombre del autor de la carta, ya que él quiso hacer pública su queja y lo hizo de una manera valiente. Las personas interesadas en tener la información completa pueden consultar directamente la Hemeroteca.

"Sr. Director de El Diario de Huesca. Muy señor mío: Espero de su amabilidad que dará cabida en el periódico que tan dignamente dirige a la siguiente carta, señalado favor por el que le anticipa las gracias más expresivas su afectísimo seguro servidor q. b. s. m. José Luengo Blanch.
Al Sr. D. ... de Campo.

Muy señor mío: No creí nunca que la misión por usted desempeñada estuviese confiada a hombres que tratan de imperar como caciques, desconociendo los sagrados deberes que aquella les impone. Usted recibió un oficio del Coronel Jefe de la Comisión liquidadora del disuelto Batallón de Talavera, Peninsular número 4, con fecha 1º de febrero último pasado, comunicación que usted no entregó hasta el 28 de abril, manifestando que mi querido padre debía ponerse a sus órdenes para votar en favor de los candidatos de la conservaduría, pretensión a que el autor de mis días no accedió porque dichos candidatos no eran de su agrado y porque, conocedor de la ley de y su derecho, no quiso someterse a los deseos de un caciquillo como usted; no son las amenazas el medio a propósito para doblegar voluntades como la de mi padre.
Nadie menos autorizado que usted para sobornar voluntades en nombre de un partido político, porque, como verdadero tránsfuga, ha cambiado con frecuencia de política, y no se comprende que pueda ni tenga autoridad para imponerse a los demás el que es inconsecuente y versátil.
Continúe usted practicando tan "buenas obras", pero tenga cuidado no sea que al realizar alguna de ellas tenga que volver a pasar la montaña de Naspún para ir a veranear a Boltaña, donde ya la conocen los amos de aquellos hoteles como un huesped distinguido.
Sin otro objeto que poner de relieve su conducta en las pasadas elecciones y los reprobados medios de que se ha valido para acaparar votos, se despide este su sobrino que "le agradece" de corazón el favor que se propone dispensarle y cuantos intente en lo sucesivo. Campo, 9 de mayo de 1902".
(Fuente: Hemeroteca "Diario de Altoaragón". Foto de Francisco Silvela, Partido Conservador, Presidente del Gobierno en 1903).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada