jueves, 1 de octubre de 2015

Antonio Ballarín, testamento...



 y  las cuentas claras

Seira (Huesca)


Seira, 1634

Yo, Antonio Ballarín, estando en mi buena memoria y juicio, ordeno mi testamento.
Primeramente encomiendo mi alma a mi buen Jesús que la ha criada y me encomiendo a la Virgen su madre y abogada mía. Y a todos los Santos y Santas del cielo y al Angel de mi Guarda.

Primo, quiero que mi cuerpo sea enterrado en el cementerio de Nuestra Señora de Seira y que a cada acto me sean llamados 4 clérigos y pagados a dos reales y de comer, a saber es al entierro, honras y cabo de año, y me sea dicho un trenteno mayor y menor y cabo de novena y un responso cada domingo al pie del altar mientras durare el año del cabo, mas me dejo una misa en Sant Viturián en el altar privilegiado, más dos misas en San Pedro, una del Espíritu Santo, otra de la Santísima Trinidad, más dos misas a Nuestra Señora del Rosario.
Figura de anciano Rembrandt

Item, dexo a mi mujer Jerónima Torres señora mayora y que sea heredero de todos mis bienes habidos y por haber Antón Ballarín su hijo y mi hijo, y que faltando él, puedan nombrar otro los tutores y mi mujer Jerónima Torres, a aquél o aquella que les pareciere.
Las deudas que a mi se me deben son las siguientes:
Primo, mi hermano Pedro Ballarín ... escudos, tengo recibido un escudo. Juan de Arcas de Bilanova, le he prestado un caíz de trigo, vale 5 escudos. Juan Albarde de Anciles, 18 reales. Juan Serbeto de la Cuadra, 6 escudos, estos son por una comanda que he pasado al Señor de la Penilla por él. Juan Raso del Cano, 4 escudos y medio. Pedro Ceresa mi ... de Campo le he sobrepagado 5 escudos por los adotes de su mujer. Antón Seira de Eriste me debe un escudo y 5 quartales de sal.
Lo que tengo recibido de Esteban de Gras el fustero es lo siguiente: treinta y siete escudos y quatro reales y Antonio Ballarín le tiene que dar vente docenas de madera, las diez para Santa Cruz y las otras diez para San Juan y tres “corantes” no están concertadas.
Debo a Juan Francisco Torcemada de Graus siete escudos y tres sueldos. Debo al notario de Tierra Antona treinta reales de una deuda de nueve escudos. A Pedro de Guart de Morillo de Liena le debo veinte reales pasadas todas cuentas. A Juan de Bardaxí de Plan, treinta y ocho reales.
Dexo por executores de mi alma y por tutores al Señor Mosén Cristobal Serbeto rector de Plan y al señor Juan Ceresa de Seira y al señor Antón Torres del lugar de Campo.
Testigos que al presente se hallaron fueron Pedro Mongías del lugar de Campo y Bringer Sin, del lugar de Chía”
.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada