viernes, 7 de agosto de 2015

Carreras de cintas


que ataban demasiado



Era una prueba de destreza, igual que las que habitualmente tienen lugar en las fiestas mayores de muchos pueblos. Aunque, tal y como se hacía en Campo, no la he visto hacer en otros sitios. Originariamente, el competidor iba a lomos de asnos o caballos, como se sigue haciendo en algunos lugares, mientras que en otros se optó por cambiar los cuadrúperos por los velocípedos. En nuestro pueblo creo que siempre se han hecho con bici.
¿En qué consiste o, mejor dicho, consistía dicha competición? Pues en medio de la plaza se colgaba una cuerda de lado a lado, donde se ensartaban unos cilindros de cartón, que solían ser carretes vacíos de hilos. En cada uno de ellos iba enroscada una cinta de tela bordada, que terminaba cosida o atada a una anilla. Los chicos pasaban por debajo montados en las bicicletas a cierta velocidad (no podían pararse) y llevaban en la mano un palo que tenían que introducir dentro de la anilla. Si lo conseguían, la cinta se desenrollaba rápidamente y el ciclista la exhibía muy ufano.
La recompensa a la hazaña era la siguiente: cuando un chico conseguía una de aquellas cintas, primorosamente bordadas o pintadas por las chicas del pueblo, conocía el nombre de la autora y se acercaba a saludarla, y entonces quedaban para el baile de la noche, porque, el premio era, además de quedarse la cinta, bailar con la joven que la había hecho. Solía ser el primer baile de la sesión de noche, que se anunciaba debidamente por los altavoces. 
Esta implicación forzosa de las chicas, parece ser que fue el factor determinante para que se acabara con la tradición, pues a las más modernas no les hacía mucha gracia tener que bailar con cualquiera y menos después de haber tenido que estar bordando un buen rato.
Recordemos, que el baile que se dedicaba a los homenajeados, que tenían que bailar con la cinta colgando de sus manos, muchas veces era motivo de risas y comentarios, pues se formaban parejas muy extrañas. Para evitar problemas, ya en algunas poblaciones se había decidido que solo podían participar en las carreras de cintas los chicos del lugar, no los forasteros, y eso que no tenían el tema del baile por medio...
Estas son algunas referencias que hemos encontrado a las carreras de cintas en otros pueblos, que nos ayudarán a hacernos una idea de la particularidad que presentaba el nuestro:
"Diario de Huesca" 2-9-1887. BARBASTRO 
"Gran carrera de velocípedos organizados por los clubs de Zaragoza y Barbastro a la que se adjudicarán doce premios artísticos, y un sin número de cintas bordadas por las señoritas de esta ciudad. Este acto tendrá lugar en el Salón Paseo del Coso, convertido en elegante Hipódromo"...
"Diario de Huesca" 20-9-1909. HUESCA
"Sabemos que el número de cintas ofrecidas para la carrera ciclista que tendrá lugar después de la becerrada, es extraordinario, pues se puede contar que en su totalidad aceptaron prestar su concurso a cuantas señoritas se les invitó a cooperar en la fiesta. Hemos podido ver ya algunas terminadas, verdaderas obras de arte. Desde el próximo jueves se expondrán en los escaparates de las más afamadas tiendas".
"Diario de Huesca" 8-9-1910. SARIÑENA
"A las cinco de la tarde, iniciada de antemano por el joven de esta localidad Manuel Torres Guillén, se celebró en sitio conveniente la carrera de ciclistas por varios corredores de ésta, a cuyo espectáculo asistió numerosa concurrencia que con gusto resistía aquel ambiente estival producido por los ardorosos rayos del sol; yo me quedé extasiado y convertido en estatua contemplando aquel cuadro que ofrecía la pista. ¡Se&ores qué mujeredl sin duda en el mismo molde que empleó Dios para hacer les ángeles echó mucha hermosura para sacar aquel grupo de señoritas que ocupaban la tribuna presidencial; véase la clase. Andresita ... y muchas más cuya lista sería interminable. Fueron adjudicados premios a los corredores, consistentes en cintas de seda primorosamente bordadas por distinguidas jóvenes, que ellas mismas colgaban del brazo a los vencedores. Terminó el acto con brillante desfile, viéndose elegantes damas ataviadas con ricas toilettes".
"Diario de Huesca" 16-9-1913. VILLANÚA
"La lluvia impidió se llevará a cabo en este día la carrera de cintas también en bicicleta según en el programa se anunciaba. Tuvo ésta lugar al siguiente día, a las tres de la tarde, siendo un número de los más salientes del programa. Diez corredores disputábanse preciosas cintas con primorosos bordados, que distinguidas y bellas señoritas de la localidad confeccionaron y regalaron á la Comisión. Todos ellos tuvieron la fortuna de ver pendidas de su brazo algunas cintas, recibiendo en pago un apretón de manos de sus amigos y una expresiva y candorosa mirada de las simpáticas autoras de tan preciosos trabajos".
"Diario de Huesca" 17-9-1924. BINEFAR
"Esta Sociedad también organizó carreras ciclistas de cintas que fueron dísputadísimas porque, encantos de la juventud, las cintas estaban bordadas por las divinas manos de las señoritas de la localidad, y para aquellos corredores aquellas cintas constituían un tesoro, por cuya posesión bien valía la pena una «carrera» por larga y difícil que fuese".
"Diario de Huesca" 29-9-1927. BOLTAÑA en fiestas: 
... "La carrera de cintas, regaladas por señoritas de la localidad, eran verdaderas obras de arte, ello fue motivo para que resultara concurridísima y vistosa, pues tomaron parte 28 amateurs del pedal".

.

No hay comentarios:

Publicar un comentario