lunes, 1 de diciembre de 2014

Trashumancia en Aragón


Vacaciones de verano y turistas privilegiados.


Todos los años, Pepe Costa, de "casa Costa" de Belvedé, coge su rebaño, unas 3.500 cabezas de ganado lanar, y lo lleva a pasar el verano a lo alto del Valle de Benasque.  Salen de Belvedé a  primeros de Julio y tardan tres días en llegar a su destino y, una vez allí, permanecen en esos parajes de 20 a 25 días. Pasado ese tiempo, se van a los pastos de la Costera, más arriba de los Llanos del Hospital, en el puerto de la Picada. El regreso a casa se suele hacer a finales de septiembre, aunque a veces se prolonga la estancia hasta el Pilar o incluso más tarde. 
La altura a la que se encuentran estas tierras de pasto está entre los 2000 y los 2500 metros. Allí el rebaño disfruta de una comida excelente y facilidades para hacer ejercicio físico, además de disfrutar de unas vistas preciosas. Peligros también hay, desde algún oso a las tormentas, etc. pero corderos y ovejas siempre pueden confiar en la experiencia de los organizadores de su veraneo, amo y pastores que velan por ellos.
                    


(Fotos gentileza de Familia Costa de Belvedé.  El fotógrafo fue José Villalba. ¡Gracias!)


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada