miércoles, 17 de septiembre de 2014

Las cosas no siempre pasan como uno se imagina...



Artículo publicado en LA TIERRA del 25 de junio de 1930. Está firmado por Francisco Nerín, que lo envía al periódico desde Villanova.



"Proyectos de carreteras precisas en esta provincia.

Gratitud de los habitantes de estos valles del Pirineo central, merece la labor de la "Federación de Entidades Económicas de esta Provincia", sobre todo por lo que afecta a las carreteras de Lascuarre a Vilaller, Huesca a Broto, Arro a Campo y Benasque a las Bordas, de las que, según la reseña que se hace en el número 2.765 de este periódico LA TIERRA parece se ocupa con especial interés.
Puente de Ainsa
Por lo que a la primera de las mencionadas se refiere, en la que se trabaja en uno de sus primeros tramos, más de una vez se ha demostrado en la Prensa y quizá en este periódico, su utilidad y la necesidad que sienten los habitantes de la comarca que ha de atravesar, de salir del aislamiento e incomunicación con el resto del mundo, en que ahora se encuentran.
Por lo que afecta a la de Arro a Campo, que ha de unir la de Barbastro a la frontera por Graus-Benasque, con la de Barbastro a Boltaña, basta tener en cuenta que el acceso de los valles de Campo, Castejón de Sos, Benasque y pueblos a ellos limítrofes, todos del partido de Boltaña, se abreviará hasta dicha capital el recorrido en automóvil en sesenta y tantos kilómetros, ya que del punto de empalme desde Arro con la de Barbastro a la frontera, en el término de Campo, no excederá la distancia de 22 a 23 kilómetros, cuando ahora hay que bajar al Grado, cuando no a Barbastro, por no coincidir la llegada del automóvil de Graus con el que sube de Barbastro a Boltaña. Y prueba de haberse previsto la unión, es la construcción del puente de Ainsa, cuyo coste, según noticias particulares adquiridas, no debe de ser menos de ochocientas mil pesetas, sin incluir unos kilómetros de carretera hasta Arro, con lo que no se beneficia sino a tres o cuatro pueblos de escaso vecindario, si no se lleva a cabo la unión con la de Barbastro a la frontera". (...)
"Construídos los expresados cuarenta y siete kilómetros de carretera del término de Campo a Biescas, que faltan por construir, los habitantes de los expresados valles podrán aprovechar el ferrocarril de Canfranc para trasladarse a Francia, sobre todo, los cientos quizá miles de obreros que de Noviembre a Marzo pasan al Mediodía de la nación vecina en busca de trabajo, podrán hacerlo sin exponer, como ahora, sus vidas al atravesar los puertos, en donde con frecuencia ocurren desgracias tan sensibles como la que hubo que lamentar hace dos años y medio, que al cruzar el puerto de Benasque quedaron sepultados por una avalancha de nieve en la vertiente francesa tres jóvenes de familias muy conocidas y apreciadas de las inmediaciones de este valle de Castejón de Sos".



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada