jueves, 13 de septiembre de 2012

Los años 50


La carretera
Campo - Las Vilas


El Sr. Santiago Broto Aparicio, en la Guía Turística de la Provincia, titulada: " Huesca, Corazón de los Pirineos", del año 1955, ofrece la siguiente información sobre Campo y Vilas del Turbón: 
"CAMPO.- A 135 km. de Huesca. Altitud 691 m. Tiene una situación magnífica como centro de excursiones a los Valles de Broto y Bielsa (por Ainsa) y Benasque, Graus, Benabarre, etcétera, además de su atractivo panorama pirenaico. Alojamiento. Posada de Aventín. Deportes: Pesca de truchas en el Esera. Comunicaciones: Autobuses a Benasque, Barbastro, Huesca, Graus y Santaliestra. 
VILAS DEL TURBÓN.- A 132 km. de Huesca. Altitud 1.369 m. Desde Campo parte una carretera a este lugar, famoso por sus manantiales minero-medicinales, al pie de la Peña del Turbón (2.492), gigantesca y solitaria mole de gran belleza. Alojamiento: Balneario abierto en la temporada estival. Excursiones: Al Valle de Benasque. Comunicaciones: Coche del Balneario".

En el diario "Nueva España", del 30 de Noviembre de 1956, se publicó el siguiente artículo sobre la carretera de Las Vilas:
"Temas provinciales: Camino de las Vilas del Turbón
Estos días ha sacado a subasta la Diputación un nuevo tramo del camino vecinal de la carretera de Barbastro a la Frontera, a la de Lascuarre a Vilaller por Valle de Bardagí, Valle de Lierp, y Torrelarribera, todo conocido por el de Las Vilas del Tubón.
Este camino tiene historia, que no vamos a airear, entre otras razones porque a nada habría de conducir y porque nos parece que las circunstancias de ahora no son del orden de las que había cuando se discutió ampliamente su construcción.  Las obras de este nuevo trozo con el cual se habrá dado un paso casi definitivio para la total terminación, se aproxima a las ochocientas mil pesetas, si la memoria no nos es infiel, lo que representa una bonita suma.
Este camino enlazará las dos carreteras mencionadas de Barbastro a la Frontera y de Lascuarre a Vilaller, a través del valle de Bardagí, valle de Lierp y el pueblo de Torrelarribera. En la legislación sobre construcción de caminos tienen preferencia aquellos que unen dos carreteras, y que como en este caso lo hacen transversalmente a nuestros valles. Este fue el punto de vista fundamental esgrimido por la parte que abogaba por la construcción, aunque, a la contraria, no le faltaban argumentos de peso, entre otros su mucho coste, para los pequeños núcleos de población que sacaba de su aislamiento.
Y sobre esta pugna, la presencia del balneario de Las Vilas del Turbón daba color a los debates. Este balneario de Las Vilas del Turbón en aquella época apenas era conocido, pero hoy se ha ganado una justa fama por la bondad de su clima y la calidad de sus aguas termales, como lugar de reposo apto para reparar la salud y enderezar el cuerpo, como al que le han echado suelas nuevas.
También la opinión que se tenía sobre los balnearios en general hace una veintena de años y la que se tiene ahora, ha cambiado bastante. Poco a poco España se ha ido incorporando al sentir extanjero, aficionándose a los establecimientos de esta clase, los cuales se ven concurridos siempre y por toda clase de gentes.
Nadie vea en este comentario una postura partidista, sino la consecuencia de una realidad sobre la que forzosamente hemos de movernos. Sencillamente exponemos que las circunstancias no son las mismas ahora que cuando se discutió la construcción del camino, y que si ésta se hiciese en estos momentos, estamos seguros que no mediaría discusión, o por o menos, que el punto de vista del Balneario sería tenido en cuenta como un motivo más a su favor, lo cual verían con agrado no pocas personas que son asiduas al Balneario de Huesca, de la provincia y de fuera de ella, de la región y de otras, como la catalana.
Por lo demás, el camino no pasa propiamente por el Balneario, aunque éste ha construido una travesía a enlazar con él en la parte ya hecha, que arranca del pueblo o villa de Campo y queda por bajo de aquél y, según tenemos entendido, el criterio que prevalece en la continuación es que siga el trazado más conveniente a la economía del presupuesto, y al fin primordial de enlazar las dos carreteras y sacar de su aislamiento a localidades como Torrelarribera y otras de la zona". 

(Fuente: Hemeroteca "Diario del Altoaragón". Fotos gentileza de: Turbón, Angel Huguet. Valle de Bardagí, J. M. Ariño. Fotos del Balneario de Hnos. López)
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada