jueves, 13 de junio de 2013

¿Qué era la ERA?


la ERA era...




un espacio de tierra donde se trillaban las mieses. En Campo hubo muchas, ya fuera al lado de la misma vivienda o bien al lado del pajar, cuando estaba separado del domicilio familiar. Nos explica Antonio Castel que casi todas ellas tenían el suelo de piedra, muy pocas eran de tierra. Antes de usarlas para trillar las acondicionaban. Repasaban las piedras a ver si había alguna rota y, en caso afirmativo, la cambiaban. Cuando el piso era de tierra había que mojarlo y después pasarle un rodillo por encima para dejar la superficie bien igualada.
En las eras se trillaba y aventaba, también se dejaban temporalmente los fajos de hierba. Cuando terminaban estos trabajos, se hacían servir para dejar corretear a las gallinas, y también se tenían allí los cerdos y vacas.
Tuvieron era en casa Altemir, Ancheleta, Armisén, Aventín, Español, Botiguero, Castillón (Foradada), Catalina, Chandemú, Chandoz, Elías, Franco, Güel, Jandegüel, Lázaro, Mariana, Mesón-Sermo, Ministro, Monchías, Pequeño, Rafela, Rosón, Rubiella, Safón y Toña.
Las eras estaban cerca unas de otras y  los trilladores de algunas de ellas se podían observar mientras trabajaban. Se realizaba la trilla en el mes de julio, durante los días más cálidos del año, cuando el sol aprieta fuerte. Los trilladores llevaban siempre un sombrero de paja en la cabeza y un látigo en la mano para arrear a las caballerías. También llevaban un pañuelo atado al cuelllo para que no les entrara el polvillo de la paja y espigas. Un cantador de jotas se dejaba oir de tanto en tanto, y se le podía escuchar desde varias eras. 
LA TRILLA
¿Qué es exactamente la trilla? pues es la operación que se llevaba a cabo para separar el grano de la paja. Mientras se desgranaban las espigas, se trituraba la paja, a la que también se hacía servir para varias funciones.  
Una vez acabada la siega, con el cereal en la era, el primer trabajo antes de empezar la trillada era extender la garba. A primeras horas del día, antes de salir el sol, se extendían en las era los fajos de trigo, gavilla a gavilla, para que perdieran la humedad, mientras se iban colocando en forma circular. Alrededor de las diez de la mañana empezaba la trilla. La forma más rudimentaria era que dieran vueltas unos burros o machos sobre la garba, hasta que ésta apareciera bien triturada y el grano quedara depositado sobre las losas. Una persona arreaba a las caballerías desde el centro de la trillada.
Con el tiempo, para realizar esta operación pasó a utilizarse el ruello, que consistía en un cilindro totalmente de piedra maciza que pesaba bastante. Tenía una gran asa de la que tiraban las caballerías y con su roce se deshacían las cabezas del trigo mientras machaba la paja.
Posteriormente se utilizaron los trillos de pedreña, que era una tabla larga con una cara con incrustaciones de pequeñas piedrecitas muy fuertes y cortantes, colocadas laboriosamente. Tenía la ventaja sobre el ruello de que era menos pesado, más eficaz y no machacaba el grano. La pedreña era bajada de unas canteras que había en Naspún.
Pero el trillo má eficaz y cómodo fue el trillo de ruedas cuchillas. Sobre la plataforma llevaba una silla sujeta, en la que podía ir sentada la persona que estaba dirigiendo a los animales, que tiraban del trillo.
Después de dar varias vueltas a la paja, para que soltara bien el grano, cuando estaba muy triturada y había desprendido todo el cereal sobre la era, se procedía a "tirar la palla al pallero". Los críos de la familia y vecinos eran invitados a saltar en el pajar, para "apretá la palla".

(Fuente: Antonio Castel Ballarín. Foto 1ª: era de Campo, de A. Castel. Imágenes 2ª y 3ª: era de la Rafela y era de Chandemú, por Joaquín Canales Pallarés). 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada