miércoles, 13 de junio de 2012

De Zaragoza a Francia...


siguiendo el Esera, pasando por "el Ventamillo"...



Como soñar no cuesta dinero, mentes preclaras imaginaron muchas rutas ferroviarias para un área geográfica (Valle de Benasque, Campo, Graus, etc.) donde nunca ha llegado a circular un tren por sus parajes. Os transcribimos algunos párrafos del proyecto de la línea del Esera, que se publicó en "El Diario de Huesca" de 15 de Julio de 1916, dentro de una seríe de artículos que trataban de los "Ferrocarriles Secundarios por el Pirineo Central".
(continuación de números anteriores):
 "Después de pasar el ferrocarril del Norte y el río Cinca por una obra que también tiene bastante importancia, entramos en la cuenca del Esera, que puede seguirse por cualquiera de sus dos orillas.

Sigue el ferrocarril una hoya que llega a Santaliestra, donde se presenta el desfiladero llamado "Las Mosqueras" con un tunel cuya longitud no llega a 1.000 metros. Se extiende a continuación la hoya de Murillo de Liena y luego el estrecho de Castellazos de 1.000 metros escasos de túnel, para salir a la hoya de Campo y a continuación empieza la tremenda cortadura de aguas Salenz de cuatro kilómetros de extensión, pero que puede crearse en varios túneles no largos. Ensancha ligeramente el valle en las inmediaciones del lugar de Abi para presentarse a continuación el congosto de El Run o desfiladero de Ventanillo, se retuerce y culebrea, presentado una anchura que no excede de ocho a diez kilómetros y que exige un túnel de logitud próxima a tres kilómetros. A continuación se presenta el valle de Castejón de Sos amplio y fácil y que después de estrecharse algo, vuelve a presentarse ancho para llegar a Benasque. No es dificil tampoco la traza horizontal desde esta pintoresca villa hasa el túnel internacional, desde el que puede seguirse el valle de Lis para disminuir la pendiente, llegando a Luchón empalme con las vías francesas.
La detenida reseña que hacemos del trazado, más propia de un proyecto que de nuestra memoria, nos ha sido necesaria para entrar en la cuestión militar, de tanta o más importancia cuando se trata de unir dos pueblos, usn fuerte, viril con la seguridad de su poderío y el otro decaído y débil y que debe por lo tanto mirar a su vecino con recelo, en cierto modo justificado. Un escritor militar ha dicho que la Naturaleza es la gran maestra de estrategia y esta frase aplicada a la cuenca del Esera viene como anillo al dedo".
Y después de analizar las posibles tácticas de invasión de un hipotético enemigo, el cronista defiende la vía del Esera con este argumento:
"No es pues, el Esera, la línea lógica de invasión, pero aun suponiendo que para tal fin se utilizase sólo tenemos que recordar la reseña que hemos hecho del terreno para ver las condiciones en que el temerario ejército invasor se encontraría. Primero un túnel de 10.000 metros de longitud y del que como indicaremos más adelante, España puede dominar las dos bocas, después un valle angosto hasta Benasque, más tarde el tremendo desfiladero de Ventamillo de ocho a diez kilometros de anchura, con escapes completamente verticales que se elevan hasta la sierra de los Tozales (1.400 metros) por un lado y por el otro hasta Cotiella (3.000 metros) y por el si ésto aún no fuera poco, siguen los estrechos de aguas Salenz, los Castellazos, las Mosqueras y Congosto de Olvena. No se hace aquí la defensa con grandes campos atrincherados, no son necesarias las poderosas piezas de artillería moderna, basten los habitantes del país y, como dice muy bien Sichar, honda y puntería.
Cedemos la palabra a todos los técnicos militares que conozcan la cuenca del Esera, en la seguridad que han de opinar con nosotros que, el ejército que pretenda forzarla, es ejército que camina derecho al desastre (Se continuará)".
(Fuente "Hemeroteca Diario del Altoaraón", Diario de Huesca. Fotos gentileza de: "El Esera" de José Luis Pallaruelo, Murillo de Liena, de Ernesto Baringo). 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada